SABER ORGANIZAR Y DESARROLLAR AMBIENTES DE APRENDIZAJE


Nuestro papel como docentes es de vital importancia ,cuando nos referimos a él ,debemos de pensar y reflexionar de que tan grande e importante es nuestra labor al pasar el tiempo los docentes han tenido la gran responsabilidad de formar y moldear a nuestros estudiantes y al ciudadano que desea la sociedad por lo que en la actualidad han surgido muchos cambios en la forma de mejorar la calidad de nuestra enseñanza por lo cual compañeras debemos prepararnos hacia tal compromiso sintiéndonos capaces demostrando una verdadera vocación y así lograr un mejor desempeño que es lo que tanto se anhela

FORMACION INICIAL PRO SABER Y COMPETENCIAS BASICAS PARA MAESTROS

Las competencias involucran de manera simultánea conocimientos, valores, responsabilidades, modos de hacer. De hecho, las características propias de una profesión obligan al sujeto a actuar de manera integral frente a situaciones problema, las cuales conjugan conceptos, procedimientos, heurísticas, actitudes y valores en actuaciones propias de un saber profesional. El sujeto profesional requiere actuar integradamente. Esto conduce a reconocer que el campo de formación profesional se caracteriza por el desarrollo y la formación de competencias transversales y específicas relacionadas con las prácticas sociales profesionales. Las transversales, vistas como lo básico, se refieren al ser profesional, cultural y social del maestro en el contexto institucional; y las específicas son las que identifican su praxis en un campo educativo disciplinar.

Saber organizar y desarrollar ambientes de aprendizaje (lo institucional). Esta competencia se refiere al planteamiento de los aprendizajes longitudinales y puntuales en las instituciones educativas.

DECRETO 2035 DE 2005

Artículo 4º. Aspectos curriculares del programa. Las instituciones de educación superior que ofrezcan el programa de pedagogía estructurarán un conjunto de acciones formativas, que tengan en cuenta:
a) Las competencias pedagógicas: saber enseñar, organizar, desarrollar y dirigir situaciones y ambientes de aprendizaje; evaluar, proponer, desarrollar y sistematizar nuevas estrategias de aprendizaje y articular la práctica pedagógica con los contextos;
b) Los cambios físicos y psicológicos que se producen en el desarrollo de niñas, niños y jóvenes, y su relación con los procesos de aprendizaje;
c) Las bases conceptuales y prácticas de la pedagogía, su interdisciplinariedad, la organización curricular y el uso de los recursos de aprendizaje y de los medios interactivos de comunicación e información;
d) La profundización de nuevas teorías, enfoques, modelos, metodologías o estrategias en el campo de la educación, la pedagogía, las didácticas y las nuevas tecnologías, relacionadas con la práctica profesional del educador;
e) Los fundamentos de la evaluación, teniendo en cuenta sus diferentes usos: diagnóstico, seguimiento y mejoramiento de los procesos formativos, de desempeño docente y directivo, y desarrollo institucional.

Un ambiente propicios para el aprendizaje

Creación de un ambiente propicio para el Aprendizaje", para lograrlo se proponen las siguientes acciones: Establecer en el aula un clima de relaciones respetuosas y de confianza con y entre los alumnos, donde la empatía, la posibilidad igualitaria de participación, la tolerancia, la solidaridad y el respeto como valor fundamental presidan cada una de las acciones pedagógicas y logren imponerse a cualquier diferencia (étnicas, sociales, culturales, económicas, de género, etc.) que puedan entorpecer el logro de los objetivos trazados. Por supuesto que, para lograrlo, se requiere usar en el aula normas lo suficientemente consistentes y coherentes con este objetivo, diseñando estrategias de intervención prácticas para cuando se quebrantan dichas normas. Manifiestar altas expectativas respecto de las posibilidades de aprendizaje y desarrollo de todos sus alumnos. No prejuiciar ni discriminar de partida, cuando el docente transmite una motivación positiva y honestamente cifra altas expectativas en las capacidades de sus alumnos, cuando lucha a fondo por desarrollar dichas capacidades, favoreciendo la autonomía y la perseverancia en el trabajo escolar, los resultados mejoran. Es verdad que esto parece bastante utópico, pero ha sido comprobado varias veces y cualquier docente que haya puesto por delante de su quehacer esta inquietud, puede asegurar que sí resulta. Lo que ocurre, tal vez, es que nuestra formación profesional siempre ha sido deficiente en esto. Una cosa que me llamó la atención desde el primer momento en la universidad es que nuestros profesores, luego de tomar un examen, siempre hablaban de corregirlo. Cuando nos enseñaron "evaluación" nos metieron a fuego en la cabeza que había que "corregir" todos los trabajos de los alumnos. ¿No les parece que el verbo, así usado, es despectivo? Desde hace un par de años digo evaluar o, a veces, revisar, porque al hablar de corregir doy por sentado que habrá errores y aunque sé que los habrá siempre hay algunos alumnos que presentan trabajos impecables. Un tercer elemento implicado en este Dominio es establecer un ambiente organizado de trabajo y disponer los espacios y recursos en función de los aprendizajes. Esto parece tan obvio que, como suele ocurrir, pocas veces se considera y suelen cometerse errores , ya sea con la flexibilidad del uso de los espacios o la oportunidad y disposición de los mismos. Debo señalar que, según mi experiencia, esto generalmente es más una falla de los estamentos directivos y administrativos, que de los propios docentes. Nunca voy a olvidar cuando en un colegio determinado donde antes trabajé, se requirió, por espacio de un par de meses, para una actividad extraordinaria, habilitar una sala de música. Al lado de la Biblioteca, donde acostumbraba a hacer mis clases de literatura, había una salita de mediano tamaño que se usaba para pequeñas reuniones o guardar trabajos de arte. Los administradores decidieron convertirla en sala de ensayo. La Biblioteca no pudo usarse ni para mis clases, ni menos para ir a estudiar o investigar. Por otra parte, a todos nos han pasado pequeñas experiencias así, como equipos que no funcionan, enchufes inexistentes u otros similares. Pwero esto siempre afecta las clases y es un elemento de importancia no menor. Como puede apreciarse, este Dominio busca establecer las mejores condiciones ambientales para el logro de los aprendizajes en nuestros alumnos, tanto en lo personal y social, como en los medios técnicos y de infraestructura involucrados. Esto debe ser parte de nuestra planificación y ocupación